domingo, 26 de abril de 2015

“Oscuro despertar en Santa Cruz”


Guille corrió cuanto pudo, pero siempre que se paraba a mirar no tardaba en verle venir hacia él con la misma determinación con la que le observaba durante el show de Halloween. Aquel encapuchado no formaba parte del espectáculo.

Del frío de la noche y el jadeo entrecortado del muchacho, emergían densas columnas de vaho.

Se asomó a la esquina de la Calle Cruces con Ximénez Enciso, pero ya no le veía venir. Comenzó a respirar aliviado atravesando la estrecha Calle Mariscal, y al salir a la Plaza de los Refinadores notó cómo se le erizaba el vello de la nuca, adquiriendo su rostro un tono cetrino. Había vislumbrado al siniestro ser ante él. Una fuerte punzada en el cerebro fue lo último que sintió.


*      *      *      *      *      *


–Sí, yo le conocía, –comentaba Raúl– pero nunca pensé que haría algo así. -
La reportera se giró hacia la cámara de Andalucía Directo y dijo:
–Despedimos la conexión desde el Barrio de Santa Cruz, con este testimonio de un amigo de Guille, el trastornado chico que ha colmado de tinieblas el habitual despertar soleado de los sevillanos, que se han desayunado con esta trágica noticia; un muchacho disfrazado de encapuchado, que ha asesinado a su propia familia esta pasada noche de Halloween.

Pepe Gallego

Licencia Creative Commons
"Oscuro despertar en Santa Cruz" por Pepe Gallego se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario